, ,

10 razones para rejuvenecer tu rostro con Micropunción. Beneficios de la micropunción.

10 razones para rejuvenecer tu rostro con Micropunción. Beneficios de la micropunción.

A menudo pensamos que los tratamientos estéticos consisten en operaciones quirúrgicas que son caras y no están exentas de los posibles riesgos de entrar en un quirófano. Sin embargo, se nos escapa que en las clínicas de estética tenemos a nuestro alcance muchos y muy variados tratamientos para rejuvenecer nuestro rostro. Técnicas mínimamente invasivas que, sin necesidad de entrar en un quirófano y sin exponernos a ningún riesgo para nuestra salud, consiguen un importante efecto rejuvenecedor. Y, además, al alcance de todos los bolsillos. Uno de esos tratamientos de rejuvenecimiento facial es la micropunción.

¿Qué es la micropunción?
La micropunción, también conocida por su nombre en inglés microneedling, es un tratamiento estético que genera microperforaciones en la piel, con el fin de estimular el proceso de auto reparación y aumentar la absorción transepidérmica de principios activos rejuvenecedores como el ácido hialurónico, el retinol o vitaminas.
A partir de dispositivos dotados de microagujas, se forman microcanales en la epidermis y desencadenan los mecanismos de reparación naturales de la piel. A través de estos microcanales, que se vuelven a cerrar pasados diez minutos, el médico estético consigue una mayor penetración de los principios activos, que en función de los resultados deseados pueden ser ácido hialurónico, un coctel de antioxidantes, vitaminas, etc. Pero el principal efecto de la micropunción es que induce factores de crecimiento y estimula nueva síntesis de colágeno y elastina, consiguiendo así un visible efecto rejuvenecedor.

10 razones para rejuvenecer el rostro con micropunción

1. Sin quirófanos ni riesgos asociados.
La principal ventaja de la micropunción es que consigue resultados sin necesidad de operaciones, quirófanos ni anestesias. Las sesiones de micropunción para rejuvenecer la piel del rostro se realizan en la consulta del dermatólogo o médico estético, y sin necesidad de anestesia, ya que no provocan dolor.

2. Sin bajas médicas ni problemas de agenda.
Como se trata de un tratamiento mínimamente invasivo, no necesita precauciones previas ni cuidados posteriores. Puedes realizar sesiones de micropunción regularmente sin alterar tu ritmo de vida habitual y sin que nadie note nada en tu rostro, que no sea el evidente efecto rejuvenecedor, ya que el tratamiento no produce hematomas, ni efectos secundarios y tampoco hay necesidad de reposo que altere tu agenda habitual.

3. Técnica mínimamente invasiva e indolora.
Como la micropunción consiste en realizar micropunciones en la epidermis, con microagujas de entre 0.5 y 2 mm, no produce dolor, más allá de una ligera molestia y enrojecimiento de la zona tratada (eritema) que desaparece progresivamente en las 24 horas siguientes.

4. Tratamiento totalmente personalizado:
El tratamiento se adapta a tus necesidades concretas. Los dispositivos de micropunción permiten que el médico pueda diseñar el tratamiento a medida de las necesidades concretas de tu piel, eligiendo la combinación adecuada de microagujas de diferente longitud, la velocidad de las mismas y los activos tópicos que va a utilizar. De esta manera, puedes optar por tratamientos antioxidantes, revitalizantes, antiarrugas o una combinación de todos ellos en tus sesiones de micropunción. En función de cuál sea tu preocupación principal y el estado de tu piel, el médico diseñará tu tratamiento para difuminar arrugas, tratar manchas, recuperar la vitalidad y luminosidad, reducir bolsas y ojeras e incluso eliminar cicatrices.
Eso sí, no todos los dispositivos de micropunción son iguales ni tienen las mismas prestaciones en cuanto a velocidades y longitudes de microagujas, por lo que es importante que tu dermatólogo cuente con un dispositivo fiable, seguro y de última generación como el Nanopore Stylus de Mediderma.

5. No hay riesgo de que el resultado sea “artificial”, ya que nuestro rostro rejuvenece de forma natural
Una de las ventajas de la micropunción frente a otros tratamientos estéticos es que no cabe la posibilidad de alterar nuestro aspecto original. Hace renacer tu piel uniformemente, devolviéndole su luminosidad natural, sin imperfecciones y con un extra de suavidad. Por lo que podemos desterrar ese miedo que siempre tenemos ante un tratamiento estético: “¿Me quedará natural?”. Con la micropunción no hay duda, ya que no altera nuestros rasgos originales.

6. Sin efectos secundarios indeseados
El único efecto no deseado que produce la micropunción es el enrojecimiento (eritema) de la zona tratada inmediatamente después del tratamiento, que va desapareciendo progresivamente en las 24 horas siguientes. Algo que perfectamente podemos disimular con maquillaje, ya que podemos maquillarnos inmediatamente después de la sesión.

7. No requiere cuidados extra ni pre ni post tratamiento
El único cuidado pre y post tratamiento que requiere la micropunción es una limpieza adecuada de la piel y evitar una exposición prolongada al sol en los 8 días siguientes al procedimiento. Y por supuesto, aplicar protectores solares con un alto nivel de protección, algo que debemos hacer siempre para mantener nuestra piel sana y joven, aunque no nos sometamos a tratamientos dermocosméticos.

8. Disminuye las arrugas, manchas y cicatrices de acné
Gracias al estímulo que supone la micropunción para nuestra piel, y combinándolo con los activos adecuados, el tratamiento de micropunción consigue resultados inmediatamente visibles. Disminuye la profundidad de las arrugas, se aclaran las manchas y se mejoran ostensiblemente las cicatrices de acné. También es efectivo en la recuperación de la piel envejecida por el exceso de exposición al sol. Y además del rejuvenecimiento facial, la micropunción también consigue resultados en tratamientos corporales, como celulitis y estrías y también en diferentes tipos de alopecia.

9. Al alcance de todos los bolsillos.
La micropunción es uno de los tratamientos más asequibles y con una mejor relación resultados/precio que podemos encontrar en la consulta del dermatólogo o médico estético. Como se trata de una técnica no quirúrgica, es rápida y segura y su precio es más asequible que otros tratamientos rejuvenecedores como infiltraciones de bótox o de ácido hialurónico, o las operaciones de estética más habituales.

10. Podemos repetir tantas veces como queramos
Como la micropunción estimula la síntesis de colágeno, se recomienda realizar una sesión cada 15 días o un mes para no interrumpir el ciclo natural de maduración del colágeno. Y descansar dos meses una vez acabado el tratamiento, antes de empezar un nuevo ciclo. Normalmente, los tratamientos de rejuvenecimiento suelen ser de 6 sesiones, aunque tu médico será el que decidirá cuántas sesiones son las más adecuadas para tu tratamiento personalizado. Pero más allá de estas dos sencillas recomendaciones, podemos hacernos tratamientos de micropunción regularmente, ya que es una técnica no invasiva, que estimula los mecanismos naturales de reparación y síntesis de colágeno y elastina de nuestra piel, consiguiendo rejuvenecer nuestro rostro, de forma natural.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *