Buscar

LÍNEA REAFIRMANTE

La flacidez no es más que una pérdida de tensión interna provocada por los cambios que sufre nuestra piel durante el paso de los años.
La disminución del flujo sanguíneo y en consecuencia del aporte de nutrientes, la ruptura de las fibras de colágeno y elastina, la pérdida de tono muscular y la atrofia del tejido graso provocan un hundimiento de los rasgos que se exterioriza con un descolgamiento que comúnmente conocemos como flacidez.

Elementos 1 de 4 de 4 totales

Elementos 1 de 4 de 4 totales
Comparar
Continuar comprando Comparar

se ha añadido a tu lista de deseos.

Continuar comprando Mis listas de deseos.